Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Reducir Colesterol Mediante Plantas Curativas

ANUNCIO

¿Qué es el Colesterol?

El colesterol es un tipo de grasa proveniente de alimentos grasos (y generalmente "baratos" o los de "comida rápida"), que circula por el corriente sanguíneo, pero que poco a poco se va adhiriendo a las paredes interiores de las arterias, obturando o dificultando su capacidad para conducir sangre.

Ahora bien, el organismo aguanta bastante, pero no aguanta todo: en determinado momento las arterias obstruídas y endurecidas ocasionan un ataque cardíaco o infarto, y si eso ocurre ojalá que el ataque al corazón lo agarre cuando tenga un fácil acceso a atención médica.

Desde luego, el colesterol es el peor enemigo para sus proyectos de vivir varias décadas más, si es que hay algunos otros factores negativos que aumentan el riesgo; estos son los principales factores agravantes:

Obesidad: cualquier sobrepeso por encima de un 20% de su peso normal. No importa sexo ni edad, si usted tiene una estatura de 1.65, su peso normal debería ser 65 kilos clavaditos, y un 20% significan 13 kilos por demás; o sea que si esa persona que mide 1.65 pesa 79 kilos, es que ya está obesa, y generalmente las personas obesas tienen un nivel alto de colesterol en su torrente sanguíneo. Desde luego, esos 13 kilos de demás pueden ser constitución ósea y masa muscular, pero también puede ser grasa en el abdomen, en la cadera, en los glúteos, en los muslos, y en las paredes interiores de sus arterias.

Obesidad, más falta de ejercicios, más presión alta, más un cierto consumo de bebidas alcohólicas, más el hábito de fumar, y ya tenemos todo un cuadro clínico nada agradable a la vista de nadie.

¿Qué es lo que hay que hacer? Entre hoy y mañana mismo, debe hacerse un examen de sangre en ayunas para medir el nivel de colesterol que tiene, y debe ponerlo bajo los ojos de un médico cardiólogo o nutricionista. y siga las indicaciones del doctor.

Recomendaciones y Remedios Naturales para Reducir el Colesterol

  • Suprima las carnes rojas y reemplácelas por pescado.
  • Desde luego, suprima toda clase de alimentos fritos en aceite.
  • Elimine de su dieta los huevos, los sesos y los productos de pastelería.
  • Tambié quite de su dieta los productos industriales embolsados que venden en los kioskos, como papitas fritas, tortillas mexicanas fritas, y "comidas" similares.
  • Disminuya el consumo de helado de crema, y nunca se acerque a menos de cien metros de establecimientos de comida como Mcdonalds, KFC, etc, donde vendan hamburguesas, pizzas o donuts.
  • Suprima la mantequilla, la margarina, y los aceites de cocina. el punico aceite que se puede consumir es el de oliva, y cuidado que le den gato por liebre.
  • Suprima el cigarrillo, y reserve el consumo de alcohol para celebrar la fiesta de Año Nuevo. El agua pura nunca ha tenido algún efecto mortal.
  • Haga ejercicios. Compre una bicicleta y movilizese en ella. Y si no puede hacerlo, trate de caminar más.
  • Compre una balanza de pié, que es muy barata. Y baje lentamente de peso. Si baja 70 gramos diarios, en un mes habrá perdido 2 kilos, y en el transcurso de unos meses habrá reducido su exceso de peso.
  • Sin caer en excesos, disminuya la sal y el azúcar.
  • Coma verduras, hortalizas y legumbres, espinacas, brócoli, zanahorias, remolacha, berenjena, zapallo, habas, frejoles o porotos, etc.
  • Incorpore a su alimentación diaria brotes o germinados de cualquier semilla, ajo, alcahofas, apio, arverjitas verdes y frescas, avena, cebolla, col o repollo, lechuga, y soya en cualquiera de sus formas.
  • Igualmente consuma frutas frescas, especialmente manzanas crudas.
  • Reemplace el pan blanco por el pan integral.
  • Coma todas las ensaladas que pueda.
  • Considere la posibilidad de volverse vegetariano.

Escrito en Plantas Curativas

No hay comentarios:

Página principal