Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Una Dieta Sana Para Tener un Cuerpo Sano

ANUNCIO

Toda persona necesita alimento para crecer y vivir. Para ello, debe obtener las energías necesarias que ayuden a fortalecer su actividad muscular y los procesos básicos de su cuerpo como: respiración, latidos del corazón, fortalecimiento de los huesos, etc. El secreto de una buena nutrición radica en una dieta equilibrada que no requiera ni más ni menos energía que la necesaria.

Una dieta equilibrada, combinada con ejercicios físicos adecuados, permite mantener una buena salud. Cuando se produce un desequilibrio en la ingesta de alimentos aparece la enfermedad. Otro factor que atenta contra la salud es la vida sedentaria; no solamente durante el trabajo, sino también en los momentos de ocio.
En este caso, se puede aplicar que: “a mayor comodidad, mayor riesgo de enfermarse”. Un ejemplo típico es la televisión: el número de horas que una persona pasa frente al televisor (sea niño o adulto) aumenta con el desarrollo de la sociedad de consumo. Esta vida sedentaria es uno de los factores directos de la obesidad. Paradójicamente vivimos tiempos de gran desarrollo tecnológico; pero la salud está cada vez más amenazada.
image

La Alimentación Completa

Es aquella que contiene entre un 50 y 60 por ciento de carbohidratos o hidratos de carbono, que son los ingredientes que proporcionan la energía, un 30 a 35 por ciento de grasas y un 10 a 20 por ciento de proteínas. Además de ingerir diariamente en la dieta alimenticia proteínas, carbohidratos y grasas; deben incluirse también los denominados alimentos funcionales.
image
Los alimentos funcionales son productos que contienen sustancias activas, que ayudan a preservar la salud. Por ejemplo, las bacterias del yogurt, la aliína del ajo o el betaglycan del cereal.

A estas sustancias se les atribuyen propiedades curativas contra enfermedades del corazón, algunos tipos de cáncer, y en la reducción de los niveles de colesterol.

imageUna alimentación completa debe ser variada, equilibrada y moderada; con abundante fibra, fruta y verduras; un mayor consumo de pescado en vez de carnes rojas, y dejando de lado la comida chatarra y las bebidas gaseosas.

La función de los alimentos

El cuerpo humano está formado por millones de células, las cuales necesitan energía para poder viviré y multiplicarse. La función de los alimentos consiste en proporcionar precisamente esa energía requerida.

Aunque las células tengan un tamaño pequeñísimo (es decir microscópico), cada una de ellas es una compleja fábrica, que para funcionar adecuadamente necesita unas sustancias especiales que se encuentran en los alimentos.
Continuará…
image

No hay comentarios:

Página principal