Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Conoce los Tipos de Fibra

ANUNCIO

Escrito en Plantas Curativas  


Hay dos tipos de fibra, soluble e insoluble. La fibra soluble se disuelve en agua. En la sangre ayuda a bajar el colesterol ligándose con lipoproteínas de densidad baja. La fibra soluble en agua puede encontrarse en manzanas, naranjas,, salvado de avena y frijoles. La fibra insoluble es una sustancia que no puede digerirse o absorberse por el intestino.

En esta categoría es la pectina, celulosa, hemicelulosa y las gomas. La fibra insoluble se encuentra en plantas comestibles como las frutas, verduras, nueces y granos enteros.

 Algunos estudios encontraron que tener una dieta alta en fibra, previene la aparición de la divertículosis, una enfermedad que provoca debilitamiento de la pared del intestino grueso debido a la presión del excremento duro en la misma. Esta enfermedad afecta a 30 millones de latinoamericanos. El periódico Americano de desordenes digestivos informo que un 85% de diverticulosis la superaron con éxito después de un tratamiento que incluía una dieta alta en fibra. La fibra limpia las mucosidades en el tracto intestinal y baja el colesterol, además de disminuir el tiempo de transito del alimento a través del intestino. Los productos animales no contienen fibra, por eso su paso a través del intestino es lento. Los nutricionistas recomiendan incluir ensaladas en una comida con alto contenido de carnes o lácteos. La fibra en las verduras reduce la velocidad de fermentación y neutraliza algunas de las toxinas en el intestino.

No hay comentarios:

Página principal