Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

La Lechuga Como Planta Curativa

ANUNCIO

La planta de lechuga, conocida científicamente como Lactuca sativa, tiene varias propiedades medicinales y curativas, las cuales se concentran mayoritariamente en las hojas. La lechuga es muy consumida como ensalada, lo cual resulta ser muy provechoso ya que tiene importantes propiedades nutritivas.

Las hojas de la lechuga tienen propiedades sedantes, debido a esto resultan indicadas para reducir el nerviosismo o el exceso de ansiedad. Además, por esta propiedad, la lechuga puede ser utilizada para tratar el insomnio o las dificultades para dormir.

Las hojas de la lechuga tienen propiedades diuréticas, ya que estimulan la eliminación de líquidos desde el organismo. Por esta propiedad, la lechuga es útil en el tratamiento de enfermedades como la cistitis, nefritis, infecciones urinarias. El consumo de manera regular de lechuga ayuda a impedir la formación de cálculos renales.

La planta de la lechuga tiene propiedades carminativas, ya que ayuda a eliminar gases acumulados en el tubo digestivo, por esta propiedad es recomendable de utilizar en caso de tener meteorismo o flatulencia.

La lechuga ayuda a mejorar la circulación sanguínea, por lo cual su consumo de manera regular ayudaría a prevenir el riesgo de sufrir arteriosclerosis, además ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

La planta de la lechuga tiene propiedades expectorantes, por lo cual resulta indicada para tratar enfermedades del aparato respiratorio. Por esta misma propiedad, la lechuga se puede utilizar para reducir la tos.

Las hojas de esta planta curativa tienen propiedades de emenagogo, resultando muy útiles para las mujeres que presentan menstruaciones dolorosas.

La planta de la lechuga tiene propiedades analgésicas, por esto se puede utilizar de manera externa para reducir el dolor causado por golpes o torceduras.

La lechuga tiene propiedades que sirven para limpiar y cuidar el cutis. Con las hojas de esta planta se puede realizar una mascarilla para tratar el acné.

Escrito en Plantas Curativas

No hay comentarios:

Página principal