Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

El Trigo la Planta Curativa de la Energía y Nutrientes en Estado Puro

ANUNCIO

trigo-energia.puraLo normal es consumir el trigo en forma de harina, en el pan, la pasta, rebozados, pasteles… pero el grano entero también puede comerse: el germen, el endosperma y el salvador, todo junto cocido como si fuera arroz.

Se conoce entonces como “trigo tierno” y es el trigo en su forma más pura, sin procesar ni refinar, con lo que conserva intactos sus nutrientes.

El trigo es rico en hidratos de carbono, sobre todo en almidón, proporciona energía de absorción gradual, además de abundantes proteínas y fibra.

Al mantener el salvado que se pierde cuando se refina el trigo, constituye una gran fuente de vitaminas B. Esta planta curativa es rica en selenio y vitamina E, por lo cual tiene propiedades antioxidantes. Es una excelente alternativa al arroz.

El trigo como planta medicinal se utiliza para tratar los estados de desmineralización, anemia, astenia, deficiencia de crecimiento, raquitismo, tuberculosis, además de recomendarse para el tratamiento de la esterilidad, durante el embarazo y mientras perdure el periodo de lactancia materna.

Los germinados de trigo contienen 2 o 3 veces más vitamina B que el trigo común, por ello las semillas germinadas se utilizan para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales, cardiovasculares, enfermedades de la piel, hepáticas y afecciones respiratorias.

Una de las propiedades saludables del trigo destaca como coadyuvante en el tratamiento enfermedades graves que conllevan a la desmineralización, recomendándose una dosis diaria de 3-6 cucharadas para adultos y de 1 a 3 para los niños, administrándose antes de las comidas, así como para los bebés las semillas de trigo en polvo son administradas incorporándolas a su botella de leche o mezclándolas con otros cereales, miel, jugos de frutas o alimentos.

El trigo posee la capacidad de luchar contra el colesterol, ya que contiene ácidos grasos esenciales que impiden la acumulación del mismo en las paredes de los vasos sanguíneos, al incrementar el colesterol bueno o HDL y por consiguiente reducir el colesterol malo o LDL.

No hay comentarios:

Página principal