Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

El Zumaque

ANUNCIO


Escrito en Plantas Curativas
El zumaque es un arbusto que puede alcanzar más de 1 metro de altura e incluso hasta 3 en tierras fértiles. Sus ramas son herbáceas y resultan muy suaves al tacto debido a la enorme cantidad de fino vello que las recubre. Las hojas están formadas por un conjunto de hojuelas, cuyo número oscila entre 4 y 7, y encuentran enfrentadas de dos en dos, con una sola en el extremo; son de forma lanceolada y están cubiertas de muy poquito vello en el haz, mucho más abundante en el envés. Su tallo es leñoso o resinoso. Es originario de los países de marica más cálidos.
 Sus flores forman ramilletes en el extremo de las ramas y exhalan al atardecer un típico a madre selva, que luego se va perdiendo. El fruto es parecido a un guisante de color pardusco, recubierto de bastante bello.

PROPIEDADES: Astringente, antidiarreico, toxico. Las hojas y las ramas del zumaque están compuestas por materias tánicas. Antiguamente se utilizaba para cortar la diarrea; pero esto no es aconsejable, ya que ha producido intoxicaciones.
 Se le atribuye la virtud de apretar cueros y adobar pieles, sobre todo las más finas. También se le han atribuido otras propiedades, entre otras, que quita la aspereza de la lengua si se mezcla con miel y sana almorranas cuando se aplica con carbón caliente.
 Su única virtud radica en ser muy astringente, pero se puede sustituir por otras plantas que cumplen esta misma función y no resulta perjudicial para la salud.  

COCCIÓN Se cuecen 15 gramos de la planta desecada en un litro de agua; se deja hervir durante 5 minutos aproximadamente; se deja enfriar y se filtra para quitar los restos de la planta. Se recomienda tomar dos tazas al día.  

POMADA: Se mezcla 7,2 gramos de agallas de encina, nueces de ciprés y cortezas de granada, unos 10 gramos de hoja de mirto y zumaque y por último se añaden unos 14 gramos de sulfato de zinc. Todos los ingredientes se reducen a fino polvo y se añaden a un ungüento rosado. Esta pomada se utiliza como un buen astringente.

No hay comentarios:

Página principal