Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Tratamiento Para los Hongos Con Medicina Natural

ANUNCIO

Escrito en Plantas Curativas

Las enfermedades causadas por hongos se clasifican en dos grupos: micosis profunda y micosis superficiales.

Según la creencia popular los hongos se contraen por andar con los pies desnudos alrededor de piscinas y baños públicos poco o nada desinfectados. Es cierto que esta es una de las formas de contagiarse de esta enfermedad, pero desgraciadamente hay muchas otras.

MICOSIS SUPERFICIALES
Son de las que nos ocuparemos aquí. No afecta el estado general de salud y se las encuentra en la piel, en el cuero cabelludo y en las uñas, aunque hay un tipo de hongos (monilía, cándida) que además se desarrolla en mucosas como la de la boca, en la vagina y aun en los bronquios y en los pulmones. Los hongos que se asientan en el cuero cabelludo producen caída de cabello.

MICOSIS PROFUNDAS
Son enfermedades de curso crónico, que por lo general se establecen aprovechando enfermedades preexistentes. Comprometen el estado general de paciente y afecta órganos internos, principalmente al pulmón, aunque de ahí pueden diseminarse a otras partes del cuerpo como meninges, huesos, tracto digestivo, etc. La micosis profunda, pues su tratamiento requiere la intervención de un medico especializado en dermatología.

RECOMENDACIONES SI SUFRE DE HONGOS EN LOS PIES
  • Usar sandalias personales para bañarse en piscinas o en lugares públicos como clubs, balnearios, etc.
  • Cambiarse las medias o los calcetines dos veces diarias, o más veces todavía si los pies transpiran demasiado.
  • No usar el mismo calzado dos días seguidos. Dejar descansar cada par durante 24 horas. Secarlo con el aire caliente del secador de cabello y ponerle algún polvo fungicida.
  • Guardar el calzado en un lugar seco y ventilado. Si es posible ponerlo al sol.
  • Usar medias de algodón 100% natural.
  • Luego de lavarse los pies, secarlos con aire caliente del secador de cabello, especialmente entre los dedos, y aplicar un fungicida.
  • Evitar roces continuos en el mismo sitio.
  • Usar ropa cómoda. Evitar pantalones apretados, especialmente si es de tela sintética.
  • Mantener lo mas seco posible los lugares de la piel donde hay pliegues.
  • Usar ropa interior de algodón 100% natural.
  • Hervir la ropa que estuvo en contacto con los hongos.

REMEDIOS CASEROS

Antes de cualquier tratamiento, retirar la miel muerta, si hubiera, y efectuar el siguiente preparado.
  • 2 cucharadas al ras de sal de mesa.
  • 1 litro de agua caliente, mezclar bien.
Remojar los pies durante 10 minutos y friccionar especialmente en los dedos (este baño facilita la penetración de cualquier tratamiento que se hiciere después). Secar perfectamente sin enjuagar y continuar con el tratamiento elegido.

Tener en cuenta que la piel muerta que se desprende puede contagiar otras partes del cuerpo y a otras personas. Tener cuidado si se desea espolvorear con maicena; esto es útil para después del secado de la piel con el objeto de mantenerla seca, pero se torna perjudicial si se humedece, pues favorece la persistencia de la humedad.

SEMILLA DE PALTA CON ACEITE DE RICINO
  • Separar el hueso de la palta y molerlo.
  • Aceite de resino: cantidad suficiente como para hacer una pasta.
  • Mezclar. Friccionar bien el cuero cabelludo, cubrir la cabeza y dejar toda la noche.
  • Lavar a la mañana.
  • Repetir las veces que sean necesarias.

AJO CON MIEL DE ABEJAS
  • Varios dientes de ajo bien picados.
  • Miel: cantidad necesaria como para hacer una pasta
  • Mezclar. Si se aplica en la cabeza, seguir las mismas indicaciones que en el preparado anterior. En otras zonas de la piel, aplicar la pasta y cubrir con gasa. A las 24 horas lavar bien, secar y repetir.

MELOCOTÓN
  • Melocotones pelados y bien picados o su jugo
  • Friccionar la cabeza, cubrirla y dejar toda la noche.
  • Lavar a la mañana. Repetir la veces que sean necesarias.

HOJAS DE MELOCOTON CON MIEL DE ABEJAS
  • Hojas bien picadas.
  • Miel: cantidad necesaria como para hacer una pasta
  • Mezclar. Aplicar igual que en la receta anterior.

TOMATES VERDES
  • Jugo de un tomate verde.
  • 1 pizca de sal de mesa.
  • Si es para la cabeza, igual que la receta anterior. 
  • En otras partes de la piel, topicar, dejar secar y no lavar durante 24 horas.

ACELGA
  • 50 gramos de acelga
  • 1 litro de agua
  • Cocer, reposar, colar y friccionar la cabeza con el líquido, cubrir la cabeza y dejar toda la noche.
  • Lavar a la mañana siguiente. En otras partes de la piel, topicar varias veces en el día. Repetir.

ALCOHOL ETILICO MAS TINTURA DE YODO
  • En un vasito de alcohol agregar 1ó 2 gotitas de tintura de yodo (el olor debe quedar ámbar muy pálido).
  • Mezclar. Remojar las uñas y topicarlas repetidas veces. Usar un palillo para mojar bien los bordes y debajo de la uña.

HOJAS DE REMOLACHA
  • 50 gramos de hojas
  • 1 litro de agua
  • Cocer, reposar y colar. Igual uso que con las hojas de acelga.

KEROSENE MAS LIMON CON ALCOHOL ETILICO
  • Mezclar el kerosene con el jugo de limón y alcohol etílico, todo en partes iguales.
  • Especialmente para las uñas y pies de atleta. 
  • Topicar alrededor y debajo de la uña. Si se trata de los pies, aplicar en todas las uñas, aunque no estén afectados, y entre los dedos. 
  • Ponerlos medias o calcetines de algodón y dejar toda la noche. En la mañana lavar y secar bien.
  • Repetir las veces que sean necesarias. 
  • Para el tratamiento en las manos proceder de igual forma, y aparte dormir con guantes de algodón.

POLVO DE HORNEAR
  • Polvo de hornear.
  • Agua tibia: cantidad necesaria como para hacer una pasta.

Especialmente para uñas y piel de atleta. Friccionar con la pasta entre los dedos. Con un palillo de madera sin punta pasarla alrededor y por debajo de las uñas, aunque de las sanas. Dejar la pasta unos minutos, enjuagar y secar perfectamente.

LAVANDINA
  • Hipoclorito de sodio al 6% (conocida como lavandina)
  • Agua corriente
Especialmente para piel de atleta. Mezclar ambos líquidos en partes iguales. 
Remojar los pies en esta solución, friccionando entre los dedos. 
Dejar unos minutos. Secar perfectamente. Repetir luego de 12 horas. Cambiar las medias cada vez.

    No hay comentarios:

    Página principal