Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Mantén Tu Corazón Sano Con Almendras

ANUNCIO

almendras-corazon-sanoEs importante consumir almendras, pero más importante es consumir almendras tiernas ya que tienen sus nutrientes indemnes. Como otros frutos secos, resultan bastante calóricos: 180 calorías en 30 gramos.

Eso se debe a que las almendras son ricas en grasas, lo que lleva a muchas personas a evitarlas. Pero si se consumen con moderación, se convierten en un bocadillo más que saludable, pues sus beneficios superan sus desventajas.

Sus grasas ayudan a regular el colesterol y se acompañan de la vitamina E, que es antioxidante y que protege las arterias: 30 gramos de almendras cubren el 60% de las necesidades diarias.

Las almendras son ricas en una grasa llamada monoinsaturada, la cual disminuye el colesterol de la sangre, esta grasa se encuentra también en los aguacates, el aceite de oliva y otros tipos de nueces. Además las almendras son ricas en Vitamina E, un poderoso antioxidante, para defender el cuerpo contra el daño causado por los llamados radicales libres causados por el estrés del ambiente y el envejecimiento normal del cuerpo.

Estos frutos curativos aportan equilibradamente calcio, fósforo y magnesio lo que contribuyen a reforzar la salud de los huesos.

Ya que sabes todos los beneficios que puedes encontrar en las almendras puedes incorporarlas a tus platillos favoritos. Por ejemplo, puedes agregar almendras rebanadas sazonadas a tu ensalada en lugar de trocitos de jamones o tocino. Así no solo disminuyes la cantidad de grasa saturada en tu plato sino que le agregas una fuente natural de grasa no saturada y saludable.

Las almendras, son uno de los pocos alimentos que pueden utilizarse con cualquier comida. Por ejemplo, se pueden agregar al arroz, vegetales, pescados y otros platos. También te pueden servir para sustituir aderezos altos en grasa y bajos nutrientes.

No hay comentarios:

Página principal