Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Plantas Curativas y el Cuidado con los Niños

ANUNCIO

El Perú es rico en plantas curativas, y muchas familias conocen los efectos bneficiosos de diferentes hierbas y plantas curativas o medicinales. Se tiene diversas plantas contra los cólicos, conjuntivitis, tos, fiebre, etc.

Las infusiones son generalmente el método común de administrar remedios naturales, sin embargo, como la automedicación no es recomendable en la medicina moderna, tampoco lo es en la medicina tradicional. No todas las hierbas o plantas medicinales o curativas son apropiadas para todos en particular para menores de edad. Antes de utilizar dichos remedios naturales en niños, es recomendable consultar al pediatra.

Los remedios en base a Plantas Curativas pueden preparase con una o varias hierbas y tienen múltiples formas de utilización, ya que pueden usarse como bebida (caliente o fría), jarabe, para hacer enjuagues, inhalaciones e, incluso, aplicarse externamente con paños o compresas. Estas últimas, junto con la bebida, son las maneras más empleadas entre los niños, aunque a partir de los 5 o 6 años el resto de opciones también empieza a ser válido.

Para hacer una buena tisana, la planta debe escaldarse, es decir, debe introducirse en el agua hirviendo y apagar el fuego, dejándola reposar durante unos 5 minutos para después colarla. No obstante, si en tu casa tienes hierbas en bolsitas, puedes utilizarlas porque también son efectivas. Una vez preparada, puede conservarse durante 24 horas tapada en un sitio fresco o guardándola directamente en el refrigerador. Es muy importante que pasado ese período de tiempo, la tires y prepares otra nueva. Las propiedades medicinales de la planta sólo se mantienen vivas durante un día.

CÓMO PREPARAR LAS HIERBAS:

Además de la infusión, puedes emplear los siguientes sistemas:

CONOCIMIENTO: Se trata de sumergir la planta en agua fría y calentarla a fuego lento hasta que empiece a hervir para, luego, filtrarla y servirla fría o caliente. Este sistema se utiliza para las partes más duras, como pueden ser la raíz, la corteza, las ramas o las bayas, y su conservación es de 48 horas.

MACERACIÓN EN FRÍO: Se emplea para evitar la pérdida de parte de los principios activos de la planta. Así, se echan en un cazo 25 gramos de la especie utilizada, se añade medio litro de agua y se deja reposar durante toda la noche en un lugar fresco. Al día siguiente, se cuela. La preparación se bebe fría.

JARABE: Una vez hecha la infusión o el cocimiento dejar reposar el líquido 15 minutos. Vuelve a calentarlo otros 30 minutos a fuego lento y añádele miel y remueve hasta que ésta se haya deshecho. Después, dejar que se enfríe y ya está listo para tomar.

RECUERDA QUE…

A la hora de preparar las tisanas para los niños, es importante utilizar la misma concentración de planta que si fuera para adultos, pero la cantidad a administrar será inferior. Ésta variará en función de la edad del niño, por lo que resulta fundamental que conozcas cuál corresponde exactamente a la de tu hijo, ya que si le das más de la necesaria puedes provocarle una intoxicación.
• Lo natural no es siempre sinónimo de seguridad.
• No deben suministrarse a bebés menores de 6 meses. Durante su primer medio año de vida, un lactante aún no tiene su aparato digestivo desarrollado por completo, por lo que es incapaz de procesar y asimilar los compuestos de las hierbas.
• Las plantas medicinales puede interactuar con algún medicamento que tu hijo ya esté tomando y neutralizar su efecto.
• Hay que tener especial cuidado con los niños que padecen asma o alergias porque hay plantas que pueden agravar el problema.
• Antes de utilizar cualquier tipo de hierba medicinal con tu hijo, busca la supervisión del pediatra.

CONSEJOS PARA SU PREPARACIÓN:
• Usa recipientes de hierro fundido esmaltados, vidrio, cerámica o acero inoxidable. Nunca aluminio.
• Las cucharas deben ser de madera o acero.
• Evita el plástico para conservar las infusiones.
• Una vez hayas acabado, lava con agua caliente y seca muy bien todos los utensilios que hayas utilizado.

NO SÓLO PARA BEBER:
Las infusiones, además de ingerirse, pueden utilizarse, inhalarse o utilizarse para hacer enjuagues y jarabes.
Algunas de las plantas con estos usos son:
PARA APLICAR: Manzanilla
PARA INHALAR: Eucaliptus, lavanda y menta.
PARA ENJUAGUES: Menta


Escrito en Plantas Curativas

No hay comentarios:

Página principal