Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Si tienes Reumatismo y Tensión Alta Consume Enebro.

ANUNCIO

Escrito en Plantas Curativas

El enebro es un gran arbusto medicinal, de 1 o 2 metros de altura. Posee una espesa ramificaciones y hojas aciculares, lineales y espinescentes, caracterizadas por un surco grisáceo a lo largo de la cara superior. Las flores son de color verde claro, poco llamativo.

En cuanto a los frutos, están constituidos por bayas que en plena maduración toman un color violeta azulado oscuro y se vuelven carnosas y consistentes.


Del enebro se puede extraer un aceite esencial en cantidades no superiores al 2% que contiene pineno, borneol, canfeno, cadineno, alcanfor y cariofileno. Esta esencia le confiere propiedades diuréticas muy marcadas, que se ven reforzadas por los ácidos glicéricos y glicocólico. También se le atribuyen propiedades antisépticas e hipoglucemiantes.

En uso externo es rubefaciente, antimicótico y antirreumático. Contiene un principio amargo con propiedades aperitivas y tónicas. Las propiedades diuréticas de las bayas de enebro se aprovechan principalmente en casos de urolitiasis, edemas, tensión alta, reumatismo y gota. Aplicando localmente se puede emplear en micosis superficiales, dolores reumáticos y neuralgias.  

PRECAUCIONES
El aceite esencial puede ejercer acciones toxicas sobre los riñones debido a la presencia de sustancias nefrotóxicas. Por esta razón el uso de enebro está totalmente contraindicado en personas con problemas renales, y en embarazos.  

INFUSIÓN
20 gramos de enebro por litro de agua. De la infusión resultante se toman 3 tazas al día.

ESENCIA
1 o 2 gotas de la esencia tres veces al día, sobre un terrón de azúcar o en dilución alcohólica.  

ELIXIR DE ENEBRO
Se pone 75 gramos de bayas en remojo durante siete días, en un vino blanco de buena calidad. Este líquido se filtra pasado el tiempo y se embotella. Se pueden tomar tres vasitos al día.  

ALCOHOLATURA PARA FRICCIONES
Se maceran durante 10 días 10 gramos de bayas trituradas en 100 gramos de alcohol de 60º . Transcurrido el tiempo necesario, se filtra el alcohol y se traspasa a una botella de tapón esmerilado. El alcoholato resultante resulta excelente para friccionar las partes afectadas por dolores reumáticos.

1 comentario:

Paco dijo...

Muchas gracias por este artículo, tengo un familiar que sufre de estos problemas y le recomendare que use el enebro para aliviar sus dolores y espero que funcione. Saludos!

Página principal