¿Clases de Herpes? Síntomas y Tratamiento Con Remedios Caseros

Escrito en Plantas Curativas
Hay dos clases de herpes: el empleo febril, y el zoster, zona o culebrilla.

HERPES SIMPLE
Es una infección viral del sistema nervioso con manifestaciones en la piel y en las mucosas. Puede afectar ala boca, a los labios, a los ojos, y a los órganos genitales.

La enfermedad comienza con la aparición de un enrojecimiento de la piel, sobre lo cual aparece una serie de vesículas llenas de un líquido transparente. Suele acompañarse de síntomas generales, más notables en los niños, como fiebre, malestar general y falta de apetito.

Esta afección puede aparecer también luego de traumatismo y durante la segunda mitad del embarazo, pudiendo transmitirse al hijo con consecuencias muy graves.

En la aparición del herpes simple son importantes los factores emocionales y hormonales, las alergias, las intoxicaciones y la presencia de otras enfermedades.

Luego de unos días de aparecidas, las ampollas comienzan a secarse, se cubre de una costrita amarillenta y en diez días aproximadamente termina todo proceso. Es una enfermedad benigna que suele repetirse.

HERPES ZOSTER
Es una afección producida por un virus relacionado con la varicela, que ataca a uno o a varios ganglios nerviosos, lo cual produce intensos dolores en el trayecto del nervio que sale del ganglio comprometido y llega a la piel.

La enfermedad se inicia con malestar general, fiebre, dolor de cabeza y trastornos digestivos. Seis días después aparecen las placas rojas en la piel sobre lo cual, en unas horas, se establecen las vesículas llenas de un líquido transparente, que aproximadamente al tercer día se pone turbio. Luego de diez días se secan cubriéndose de una costrita y se curan sin dejar cicatriz.

La localización mas común es siguiendo el trayecto de una costilla (herpes zoster intercostal). También puede atacar a los ojos y a los oídos con graves consecuencias.

Este tipo de herpes no se repiten, pero deja dolores residuales que pueden persistir largo tiempo, especialmente en personas de edad avanzada.

RECOMENDACIONES
Ante cualquiera de los síntomas indicados debe consultar a su medico; ambos tipos de herpes suelen confundirse en su comienzo. El control de la embarazada es particularmente importante, porque a veces un herpes simple puede tener localización exclusivamente vaginal.

Nunca se ponga gotas en los ojos, de las que contienen esteroides, sin que hayan sido recetadas por el medico. Ponerlas en el herpes simple ocular puede ser gravísimo y aun producir ceguera. Algunos de los esteroides más comunes en gotas oftálmicas contienen betametasona, dexametasona (decadrón), acetato de cortisona, fosfato de prednisolona y acetato de prednisolona, que son todos ellos medicamentos de alto riesgo.

AYUDATE CON LA NATURALEZA

TINTA CHINA CON MANTEQUILLA

Pincelar la piel afectada con tinta china. Dejar secar y aplicar arriba de la tintas una capita de mantequilla. Cubrir con gasita y sostener con un vendaje. Renovar a las 48 horas.

MELOCOTON
2 melocotones naturales con piel cortados en trozos.
1 litro de agua
Reposar, colar y lavar la zona enferma. No enjuagar. Repartir varias veces durante el día.

SEMILLAS DE AJOJOLI
2 cucharadas soperas de semillas
½ litro de agua
Hervir, reposar, colar y lavar la zona enferma. No enjuagar.
Repetir varias veces.

ZANAHORIA
Zanahoria cruda
Topicar varias veces en el día con jugo de zanahoria.

Las siguientes preparadas se usan en ambos tipos de herpes, aunque están especialmente indicados para el herpes zoster. Incluimos estos remedios dado lo dolorosa y difícil de curar que es esta enfermedad con los medios habituales.

HOJAS FRESCAS DE TABACO

Hojas de tabaco picadas, o su jugo en cantidad suficiente como para topicar.
Sal de mesa: lo suficiente como para salar el tabaco.
Se prepara la mezcla y se tópica la piel enferma varias veces en el día.

ACEITE DE RECINO O DE CASTOR
Topicar la piel con el aceite y luego cubrirla con una compresa de algodón aceitada. Tapar con una tela plástica y cubrir con tela de lana o de algodón sobre la que se aplicara calor suave durante media hora. Dejar hasta del día siguiente. Repetir. Si el herpes fuera genital, hacer la aplicación sobre el abdomen y la zona inferior. Si el herpes fuera intercostal, hacer la aplicación abarcando la columna vertebral, sus lados y la parte delantera.

Página principal