Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Dolencias Hepáticos Tratamiento Con Medicina Natural

ANUNCIO

Escrito en Plantas Curativas

El hígado es una víscera tan importante que podría llamarse el laboratorio del organismo: fabrica bilis; con el páncreas regula el nivel de azúcar en la sangre; sintetiza las proteínas del plasma sanguíneo, sin las cuales sobrevendría la muerte; interviene en el aprovechamiento y destino correcto de las grasas que ingerimos; almacena vitaminas B12, factor indispensable en la formación de glóbulos rojos; elabora enzimas imprescindibles para la coagulación de la sangre y muchísimas funciones mas, entre las cuales no podemos dejar de citar la función desintoxicante: el hígado transforma las drogas y las toxinas que pudiéramos ingerir, además de las que forma el propio organismo, en sustancias no toxicas, eliminables sin riesgo.

La bilis se produce en el hígado en forma continua, y se almacena y concentra en la vesícula biliar. Entre otras cosas, favorece la función digestiva, ayudando a que las grasas de la alimentación y algunas vitaminas puedan ser correctamente absorbidas en su paso por el intestino. También favorece, en forma suave, la evacuación intestinal.

SE RECOMIENDA
Las personas que sienten padecimientos hepáticos deben alimentarse de forma mas sana posible.
Estas personas deberán evitar los alimentos grasosos y pesados limitando, además, al máximo el consumo de chocolate y hubo.

CONSULTE A UN MÉDICO EN ESTOS CASOS
  • Boca pastosa y con mal gusto, gusto amargo o metálico.
  • Falta de apetito, nauseas y/o vómitos.
  • Tendencia a sufrir hemorragias
  • Disminución del apetito sexual
  • Ausencia o retraso de la menstruación
  • Dolor en el hombro derecho, irradiado hacia la espalda, sin causa aparente.

ACHICORIA
  • 30 gramos de hojas
  • 1 litro de agua hirviendo
  • Infusión, reposar, colar y beber el liquido repartido en el día.

TOMATES
  • 2 tomates crudos
  • Comerlo a diario crudo en ensaladas. 
  • Beber un vaso de jugo natural en ayunas.

UVAS MADURAS
  • Uvas maduras
  • Comer en abundancia entre comidas. 
  • Empezar por poca cantidad en el día e ir aumentando progresivamente.

ACEITE DE RESINO
  • Aceite de resino
  • Aplicar sobre el abdomen igual que lo explicado para el tratamiento del herpes.

APIO
  • Apio crudo
  • Comer abundante apio crudo. 
  • Tomar un vasito de su jugo en ayunas.

LIMÓN CON MIEL DE ABEJAS
  • Un vaso de jugo de limón
  • Miel de abejas
  • Beber abundante jugo de limón puro o con agua. Endulzar con miel de abejas si se desea.

CANELA Y MENTA 

Uso local: para cuando se sienta pesadez, colar y/o dolor en la zona hepática (síntomas conocidos por quienes los padecen después de algún problema emocional).
  • Hacer una infusión bien concentrada de cada uno; mezclarlas después.
  • Empapar una compresa de algodón con estado acostado. Renovarla cada dos.
  • Usar la infusión tibia.

No hay comentarios:

Página principal