Plantas Curativas para Tener un Vientre Plano

Las plantas curativas no sólo nos pueden ayudar a curarnos de algunas dolencias, sino que también colaboran para poder tener una buena figura, y pr lo tanto mejorar el autoestima. En ocasiones, diversas dolencias fisicas o mentales (estrés) tienden a aumentar o hinchar el vientre perjudicando de esa manera el aspecto del cuerpo.

Para combatir esas dolencias y tener un vientre plano, aquí sugerimos diversas plantas curativas, que solas o en combinación nos darán el resultado que buscamos, entre sus varios efectos está el quitar la hinchazón del abdomen, y facilitar la digestión, fuera de los efectos en el sistema urinario, evitando la retención de liquidos.

1. Maria Luisa

La Maria Luisa es una planta tranqulizante, que sirve para combatir el estrés, una de las causas más frecuentes de la hinchazón del abdomen, aparte de otros síntomas como ansiedad, la cual al repercutir en el hambre, ya que causa que las personas coman más y suban de peso sin control.

La Maria Luisa se toma generalmente como infusión, y como es una planta curativa que ayuda a la digestión, posee efectos tranquilizantes, y es muy útil para controlar la hinchazón del vientre para personas nerviosas, incluso en otros casos como períodos que preceden o siguen a la menstruación.

2. Hinojo, Comino y Orégano

Estas tres plantas se utilizan para combatir los gases y flatulencias, otra de las causas frecuentes de la hinchazón del vientre en forma considerable y molesta.

El hinojo contribuye a expulsar estos molestos gases, a la vez que actúa como antiséptico lo cual puede ser muy útil para aquellos casos de diarrea o de posibles parásitos intestinales.

El comino es otra de las plantas que ayudan a eliminar las flatulencias además de ser sedante y diurético lo cual es muy adecuado para combatir la retención de líquidos y todo tipo de infecciones. Esta planta se utiliza mucho en el ámbito culinario con lo cual resulta muy fácil introducirlo en nuestros platos.

El orégano, además de facilitar la digestión y la expulsión de gases, tiene notables efectos diuréticos facilitando la eliminación de los líquidos y el trabajo del hígado. El orégano es otra planta que también se utiliza mucho en la cocina para condimentar gran variedad de platos como pasta, ensaladas, etc. Y resulta muy fácil de introducir en nuestra dieta.

3. Abedul

Una planta curativa que sirve para combatir la retención de líquidos es el Abedul. En los casos que el vientre sufre notables oscilaciones de su volumen durante las épocas de cambio de tipo hormonal u otros (pre o post menstrual), es muy efectivo el consumo de abedul ya que contribuye a eliminar estos síntomas.

El abedul consumido en forma de infusiones (recomendable 3 veces al día) es muy práctico y efectivo y además de deshinchar el vientre también tiene propiedades desintoxicantes y es muy efectiva contra la retención de líquidos.

4. Anís

El Anís muy conocido por su aplicación para evitar la hinchazón, es frecuente encontrar varios tipos de anís aunque todos ellos tienen propiedades muy semejantes y se pueden consumir tanto en forma de infusión como en forma de condimento para muchos platos y postres.

El anís verde es muy efectivo a la hora de evitar el meteorismo (hinchazón del vientre) además de las molestas flatulencias y de favorecer la expulsión de gases.

El anís estrellado, además de poseer las mismas propiedades que el anís verde, tiene un sabor agradable e inconfundible que lo convierte en una infusión exquisita.

La ajedrea o satureja es otra de las plantas que favorece la digestión, previene las flatulencias de la misma manera que lo hace el anís común.

La combinación de los dos tipos de anís y de la ajedrea en una infusión (una cucharadita de cada en un litro de agua hirviendo) es uno de los remedios más efectivos para evitar la hinchazón del estómago y sumar todas sus virtudes. Esta infusión puede tomarse al final de las comidas o, en caso de tratarse de unos síntomas muy pronunciados, también se puede tomar entre las comidas.

Escrito en Plantas Curativas

Página principal