Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Plantas Curativas contra el Vitíligo

ANUNCIO

El vitíligo se produce cuando las células en los tejidos del cuerpo pierden la pigmentación natural de la piel, dando lugar a manchas blancas.
Esta condición, afecta los melanocitos células presentes en la piel que son las responsables de darle su color, no obstante, cuando estas células muere o están afectadas dejan de producir el pigmento natural de la piel dando un color muy pálido o blanco, generando zonas blancas.
Esta enfermedad puede afectar directamente la piel, sensibilizándola, sin embargo, no sólo afecta físicamente a la persona, sino psicológicamente, ya que cubrir la piel y manchas se vuelve una prioridad. Además que mucha gente la cree contagiosa cuando no lo es o simplemente muestra rechazo por el aspecto de la piel.

Recomendaciones para el tratamiento del vitíligo

Cuídarse del sol es lo primero

Es muy importante protegerse de la luz del sol, o bien de la luz ultravioleta en general. Utiliza un protector solar de amplio espectro. Aplícalo generosamente media hora antes de salir de casa, y si nadas o sudas con abundancia procura hacer otra aplicación cada dos horas para mantener protegida a tu piel. Otras formas de cuidarte del sol, es utilizando sombreros, ropa que te ayude a cubrirte durante el día. Además, evita salir en las horas en las que el sol es más intenso como a mediodía o bien estar demasiado tiempo expuesto al sol. Un paciente  de vitíligo es propesno a desarrollar quemaduras solares o un daño a largo plazo, lo cual puede agravar la condición, además, la exposición al sol puede broncear la piel provocando un contraste mayor entre la piel y esto hace que la condición sea más evidente.

Evita tatuarte

La micropigmentación, es una técnica de tatuaje para disimular las manchas de vitíligo, sin embargo, aunque puede parecer una solución tentadora y permanente, no está libre de riesgos, ya que el daño en la piel puede provocar que la enfermedad progrese dando lugar a nuevas manchas, además, si surge el deseo de querer eliminarlos debemos recurrir a técnicas dolorosas y muchas veces estos procedimientos de eliminación pueden dejar cicatrices. Es muy importante asesorarnos con un profesional de la salud antes de optar por la micropigmentación.
Si deseas ocultar tus manchas se sugiere utilizar productos como maquillaje para cubrirlas, aunque debas aplicarlo diariamente se considera una opción más amigable que el tatuaje cosmético.

Remedios Caseros y Naturales 

Algunos remedios basados en ingredientes naturales pueden ayudarnos a combatir el vitligo, sin embargo, los resultados son variables y suele requerir de tiempo antes de comenzar a observarlos.
Remedio con Papaya: La papaya tiene la capacidad de reactivar los menalocitos para que puedan producir melanina. Si bien es una fruta económica, la aplicación debe ser constante. El tratamiento consiste en frotar un poco de pulpa de papaya sobre las manchas blancas producidas por el vitíligo, y permitir que el jugo se seque y volver a aplicar un par de veces de esta forma. Beber el zumo de papaya diariamente refuerza los efectos del tratamiento.
Arcilla roja: El cobre contenido en la arcilla roja puede ayudar a recuperar la pigmentación de la piel. La receta es mezclar dos cucharadas de arcilla roja y una de jugo de jengibre, aplicar sobre las manchas y deja actuar de 10 a 15 minutos. Esta mezcla mejora el flujo sanguíneo en la zona lo cual puede contribuir a mejorar la condición y apariencia de la piel.
Cúrcuma: Esta es una especia que resulta muy útil para pigmentar la piel. La receta es picar medio kilo de cúrcuma cruda con un cuarto de kilo de raíz de jengibre, colocar la mezcla en un frasco y añadir el zumo fresco de 5 limones, añadir un poco de sal y mezclar bien, reservar refrigerándolo. Consume dos cucharaditas antes de cada una de las comidas principales. Otra opción es aplicar la cúrcuma sobre la piel directamente, preparando una infusión de cúrcuma, colar, y añade un chorrito de aceite de mostaza, mezclar bien y aplica sobre las manchas dos veces al día.
Lenteja de agua: esta es una pequeña planta acuática que crece con frecuencia en lagos y estanques. La lenteja de agua se puede moler hasta obtener una pasta y añadirle una cucharadita de miel. Se recomienda consumir esta mezcla diariamente, dos veces al día después de comer.
Ginkgo Biloba: consumir un suplemento de ginkgo biloba supuestamente ayuda a frenar el ritmo con que el vitíligo crece e incluso las manchas podrían disminuir de tamaño, de acuerdo a lo que sugieren algunos estudios, por lo que es conveniente consultar con nuestro médico de cabecera esta alternativa.
Jengibre o Kión: Esta raíz a la que se le atribuyen múltiples propiedades medicinales también puede sernos útil para combatir el vitíligo, ya que favorece la circulación sanguínea. Para aprovechar sus características medicinales, debe mezclarse un poco de la raíz de jengibre machacada en una cucharadita de aceite de mostaza y una pizca de polvo de cúrcuma hasta obtener una pasta que vamos a aplicar sobre los parches de piel.
Escrito en Plantas Curativas

No hay comentarios:

Página principal