Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Para la Inapetencia y Problemas Estomacales Consume Vino de Genciana

ANUNCIO

Escrito en Plantas Curativas

Es una especie de genciana nativa de las montañas del centro y sur de Europa, se encuentra en el género gentiana dentro de la familia gentianaceae. Planta que reúne a más de ochocientas especias, puede llegar a alcanzar casi los dos metros de altura; tiene una raíz carnosa, con ramificaciones, gruesa y de color amarillento.


Las hojas se hallan enfrentadas entre sí, su tamaño es excepcionalmente grande, su forma s ovalada;; en la unión con el tallo abrazan a este, formando una especie de vaina. Las flores son amarillas, con la corola separada próxima a la base de 5-7 pétalos estrechos.

La raíz contiene principios amargos como gancriopicrina, que actúa como aperitivo y digestivo, pues es capaz de facilitar la motilidad gástrica y estimular las secreciones del estomago y del hígado. Su empleo es apreciado en casos de inapetencias y digestiones lentas. Contiene alcaloides como la genciamina, importante antipirético que se emplea para combatir fiebres. También tiene lípidos, con acción antiinflamatoria y cicatrizante, por lo que se aplica en heridas y en situaciones que cursan con niveles altos de acido úrico (gota) y reumatismos. En procesos de convalecencia también se emplea por su facultad de aumentar el número de glóbulos blancos.  

PRECAUCIONES
Se utiliza en caso de madres lactantes debe evitarse, ya que los principio amargos pasan a la leche.  

VINO DE GENCIANA
Se añaden 30 gramos de raíz de genciana a un litro de vino blanco, dejándolo macerar durante 10 días. La posología es de una copita antes de las comidas, lo que facilita la digestión lenta y mejora la inapetencia.

No hay comentarios:

Página principal