Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Propiedades de la Hierbabuena Sándalo

ANUNCIO

Escrito en Plantas Curativas

Las mentas, en general, son un conjunto de plantas similares entre sí, caracterizadas sobre todo por haber sido empleadas profusamente como especias medicinales. Suele tener las hojas con el rabillo más corto que las de la menta piperita; también se diferencia de ella en que su olor no es tan penetrante. Como todas las mentas, florece en verano. De la recolección con fines medicinales interesan las hojas y los tallos.

El principal componente de las mentas es la esencia, que puede variar en función de la raza de la que se trate, la edad de la planta y las circunstancias en que se haya criado. Las hojas frescas suelen rendir un porcentaje alto de esencia. Más que cualquier otra parte de la planta. Esta esencia se compone de mentol principalmente, pero contiene además mentona, cineol, piperitona y otros terpenos. La menta es tónica, estimulante, estomacal, aromatizante y carminativa. Todas sus propiedades se atribuyen directamente al mentol. Esta sustancia es capaz de actuar directamente sobre los nervios que transmiten la sensación dolorosa, amortiguando así tal sensación. También actúa sobre la vesícula biliar ya que activa la producción de bilis. Todas estas acciones las comparten las mentas en general, aunque lógicamente unas más que otras, en función siempre de su contenido en esencia.

Cuando se necesita menta para uso casero y no se dispone de ella (menta piperita), se puede echar mano de la hierbabuena para preparar alguna infusión, cocimiento o cualquier otra forma. Además, la hierbabuena es muy utilizada para aromatizar un sinfín de platos de la cocina.

No hay comentarios:

Página principal