Plantas Curativas y Medicinales

Desde el inicio de la humanidad, las personas han utilizado a las plantas no sólo como alimento, sino como medicinas naturales. No se ha registrado tal vez la primera vez que se tomó una infusión o un preparado de hojas machacadas, pero a lo largo de la historia la humanidad ha tenido un enlace permanente con las plantas como suministro de salud. Las plantas fueron nuestras primeras farmacias.

Sin embargo, los avances científicos han traído medicinas más efectivas pero que sin embargo tienen sus contraindicaciones. Lamentablemente ninguna planta puede sustituir un fármaco, pero felizmente puede ayudarnos a combatir, aliviar y prevenir muchas enfermedades y males.

Millones de personas en el mundo confían en las propiedades de las plantas curativas y medicinales.

Alivia los Cálculos Biliares, de la Vesícula y Vesicales con Tratamientos Naturales

ANUNCIO

Nota: Cualquier problema de salud, como el de cálculos biliares (de la vesícula o vesicales) deben ser solucionados por un médico especialista profesional, los tratamientos que recomendamos son un apoyo y alivio del problema.

calculos biliares

Alimentos Recomendados para Cálculos Hepáticos:

Aceite de Oliva, cereales integrales (arroz, avena), frejoles verdes (frijoles o judías), garbanzos y papas.

Frutas Recomendadas:

Aceitunas negras (cólicos hepáticos), aguaymanto, almendra, cacao, camu camu, carambola, caranda, cereza, cidra, ciruela, coco, durazno, frambuesa, fresa orgánica, frutilla, granadilla, grosella negra, guanábana, guinda, higo, lima, limón, mandarina, manzana (cura de manzanas, manzana de agua), melón, membrillo, naranja (naranja agria), níspero (cáscara), noni, papaya, peras, piña, plátano, tamarindo (cólicos hepáticos), toronja o pomelo, tuna, uvas negras o verdes (colagoga).

Verduras Recomendadas:

Acelga, ajos, alcachofa, alfalfa, achicoria, apio, berros, betarraga, brócoli, caigua, calabaza, carqueja, cebolla roja, coles, coliflor, cúrcuma, choclo, diente de león, esparrago, espinaca, hinojo, lechuga, nabo, ortiga, pepino, perejil, rabanito (negro), tomate (jitomate; sin semillas ni cáscara), zanahoria, zapallo. Es recomendable evitar consumir coles para las personas con flatulencia.

Dietas Recomendadas para Cálculos Biliares

En ayunas:

  1. Aceite de oliva y limón: tomar en ayunas una cucharada sopera de aceite virgen de oliva y otra de jugo de limón. Permanecer acostado sobre el lado derecho, luego tomar un té de boldo o de carqueja. No comer hasta el medio día. Al tercer día subir a dos cucharadas de cada uno, así tres días y volver a subir a tres cucharaditas, luego bajar igualmente de forma progresiva a una.
  2. Aceite de oliva y piña: tomar un vaso de jugo de piña en la noche y luego medio vaso de aceite de oliva. A la mañana siguiente en ayunas se toman iguales cantidades. Con esto se arrojan los cálculos.
  3. Papaya: tomar el cocimiento de cogollo durante una semana.
  4. Zanahoria, apio y pepino o cohombro: tomar un vaso de esta mezcla  de verduras, es preferible antes de dormir.

Para el desayuno:

  1. Alcachofa: cocerlo y consumir junto con el limón.
  2. Manzana: tomar cinco litros de jugo de manzana puro al día durante dos días consecutivos, sin comer ni tomar absolutamente otra cosa.

Para el almuerzo:

  1. Zanahoria más pepino orgánico: tomar un extracto de estas verduras poco antes de las comidas.

Para la cena:

  1. Alcachofa y limón: dos alcachofas sancochadas (un solo hervor) más jugo de limón.
  2. Manzana: compota de manzanas de agua (un plato).

Entre comidas:

  1. Diente de león: consumir en ensaladas las hojas tiernas, durante 3 días, más tiempo no es recomendable.
  2. Rábano negro más limón: lavar y picar un rábano negro, agregar el zumo de un limón. Colocar los ingredientes en una licuadora. Batir por unos segundos. Colar y tomar una pequeña porción cada media hora.

Tratamientos Naturales para cálculos biliares

  1. Cataplasmas de Col: se cortan, limpian y ponchan en agua caliente las hojas verdes más tersas y frescas posibles, después se planchan con un rodillo de madera o la plancha hasta extraer su jugo y se aplica enseguida en capa gruesa, la aplicación se realiza por las noches.
  2. Enema de aceite de oliva: es un enema que solo utiliza aceite de oliva, de 150 a 200 mililitros, aplicado a una temperatura de 37°C. Hay que tratar de retener hasta una hora si es posible para que tenga el mejor efecto; luego aplicar otro enema de limpieza. Tiene el efecto de reblandecer las heces, proteger la mucosa intestinal y lubricar el intestino.
  3. Enema de café: la primera tarea para eliminar los cálculos es depurar el hígado y la forma inicial y efectiva en un tratamiento natural es el enema de retención de café, que sirve para estimular la liberación de las toxinas del hígado y de la vesícula biliar para luego ser eliminadas del organismo por medio de las evacuaciones.
  4. Vino de alcachofa: en un litro de un buen vino blanco poner en maceración 40 gramos de hojas y tallos de alcachofa en trozos, por 1 ó 2 semanas. Luego se toma dos copitas al día, antes de las comidas.

No hay comentarios:

Página principal