Planta Curativa : El Anis

El Anís es una planta curativa cuyo nombre cientifico es Pimpinella Anisum. El agradable sabor del anís se encuentra presente en mucha preparaciones culinarias, siempre da a las comidas y confituras un toque caracteristico que es bien tolerado por la mayoría. Aunque a algunas personas no les gusta, es bueno saber que el anís, al igual que muchas otras plantas y sus semillas poseen propiedades curativas importantes.

En este caso pueden emplearse hojas, flores, y semillas. Estas últimas poseen virtudes muy apreciadas en el tratamiento de algunas enfermedades.

El anís es un buen remedio para el tratamiento de digestión lenta y otros malestares, mucosidades en el pecho, gastralgia, debilidad intestinal, pleurospasmo, facilita la menstruación e casos de retardo o escasez. Era usado en casos de parto para ayudar al mismo sin inconvenientes. Para mujeres que amamantan a sus bebés, el anís contribuye aumentando la leche materna. Además , en casos de hipo, masticando semillas de anís, este se retira fácilmente.

Cuando se tenga dolores de vientre o cólicos, se puede utilizar el aceite de anís, friccionando el vientre de niños o adultos por unos minutos, esto calmará los dolores. También en casos de dolores de cabeza puede utilizarse el mismo aceite friccionando las sienes con las yemas de los dedos mojadas en aceite de anís.

Para fortalecer los nervios y obtener mejores rendimientos intelectuales, se puede preparar una infusión de semillas de anís, el cual se prepara echando una cucharadita de semillas en una taza y agregando agua hirviendo, se deja reposar, endulzar a gusto y beber. Esto ayuda a liberar tensiones y rejuvenecer interiormente.

Como ve, el anís es un buen aliado para quienes buscan en la naturaleza un tratamiento normal de algunas disfunciones del organismo.

Escrito en Plantas Curativas

Página principal